Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

PERDIDO EN VOS (SOLO UNA VEZ MÁS)

Imagen
Volvé una vez más, vení hasta aquí y acelerá de nuevo mis latidos. Mirame de esa forma en que solo vos sabes hacerlo, dejá que nuevamente admire el movimiento de tus caderas al pasar. Seducime una vez más con el fulgor de esas piernas que se descubren al aumentar el calor. Agarra mi mano con tus dedos suaves y finos y encendé la llama que después apagaremos con el torrente infinito de tu cuerpo y el mío. Vamonos a ese lugar secreto que tantas veces vio nuestros cuerpos desnudos, allí donde no hay secretos, escapemos a ese sitio en donde las almas vuelan en plenitud, en donde los abrazos son eternos y los besos saben a paraíso. Dejá que mis labios toquen suavemente los tuyos que el roce de las bocas sea un cielo que empieza a lanzar las primeras gotas de lluvia que anuncian una tormenta feroz. Cerrá los ojos nuevamente y dejá que tus pestañas encorvadas acaricien mi rostro. Y que en cada roce demos esos chispazos que hacen estremecer hasta el último rincón de nuestro ser, que a…

PRESENCIA (AMOR EN SILENCIO)

Imagen
Nada ni nadie pudo vencerla. Se mantuvo firme como una montaña y ni los vientos más fuertes pudieron si quiera moverla. Con carácter férreo y un alma templada a fuerza de derrotas, se mantuvo intacta. Ni un solo pelo de su cabeza tembló ante las dificultades. Frágil por dentro, pero impasible por fuera logró la perseverancia desde el silencio. Amó sin decir nada, vio cómo su corazón estallaba en mil pedazos al sentir cómo otras manos lo llevaban lejos de su presencia. Nada pudo apartarla de ese lugar, ella lo esperaba para cuando el decidiera volver.
Y ahí se quedó.

ELLA ES ARTE

Imagen
Supo que era la indicada apenas la vio sonreír. Su sola presencia podía disipar cualquier duda. Escucharla decir una sola palabra fue suficiente garantía para saber con certeza que estaba ante un ser excepcional. Y esos labios, la puerta de acceso a un universo donde las palabras sobran y los besos faltan. Sus dientes forman una muralla que se cae cuando por sus oídos penetra alguna frase acertada que después su corazón se encarga de confirmar. Sobre sus hombros cae una cascada formada por sus ondulados cabellos que cortinan su rostro angelical. Y sus ojos, la perdición de cualquier viajero que habiendo encontrado el rumbo busca aventurarse a mundos siempre nuevos. Una mezcla de colores extraña, fuera de toda regla, lejos de cualquier patrón. Podríamos hablar días enteros, pero ella es el arte
que prefiero contemplar.

EL HOMBRE QUE AMÓ

Imagen
Ni los vientos del sur pudieron doblegarlo, aun cuando la incertidumbre cubría por completo la visión de su futuro, se armó de un sólido optimismo capaz de dinamitar a la estructura más monumental. El se abría paso entre las grande montañas, y la lluvia no lo detenía, por el contrario, refrescaba su rostro y lo hacía sentirse vivo. Y se lanzó al vacío sin certezas sobre lo que le esperaba pero con determinada convicción. Quizás ese hombre no entendía de razones y se dejaba arrastrar por la arrolladora fuerza de los sentimientos. Un corazón tenaz retumbaba en su interior y despedía destellos enceguecedores de luz que disipaban cualquier atisbo de oscuridad. Ni el miedo, que lo invadía todo lentamente como una bruma silenciosa, que a su paso iba congelando todo, fue capaz de domarlo a él que como un potro descontrolado galopaba hacia sus sueños. Dejó atrás sus dudas, sus heridas y se echó a volar propulsado por el deseo de cambiarlo todo y con la mirada fija en su objetivo. Lo dejó to…

VOLVER A VERTE

Imagen
Parecía un sueño, aunque nunca pudo determinar si se trataba de un artilugio de su mente que ponía en su memoria recuerdos a veces inexistentes, o si lo que estaba viendo sucedía en el plano de lo real. Ella estaba sentada, y en sus ojos llevaba la expresión desafiante de siempre, el que la viera podía pensar que con solo mirar podía llevarse por delante el mundo. Sus largos cabellos, caían sobre su cuello y dejaban al descubierto las expresiones de su rostro. Un pequeño rayo de sol acentuaba aun más sus facciones y la ropa ajustada dejaba adivinar la forma de sus diminuto pechos. Un aire de sencillez y de paz  se posaba en el lugar que parecía transportarte hacia otra realidad. Él nunca supo si era un recuerdo, una ilusión o quizás un presagio
de algo que inevitablemente iba a suceder.

EL INFIERNO EN SUS OJOS

Imagen
En sus ojos había un infierno. No podía hallar paz de ninguna manera. Los fantasmas del pasado la perseguían y la acosaban todo el tiempo. Ya se había acostumbrado a vivir así, con el diablo en su cuerpo, con la violencia brotándole por los poros. No le quedaba mas opción que llevar las cicatrices de su alma a donde quiera que fuera. Y el fuego eterno la quemaba por dentro, y a cada momento diez mil espectros se encargaban de recordarle que en la tierra no se vive, se sobrevive,
Se batalla pero no se gana.

INEVITABLE

Imagen
De repente, sintió el estruendo, era como una bomba que cayó de forma inesperada en medio de su jardín de intensas emociones. Y el tiempo volvió a detenerse. Pero de algún modo,  estaba preparada para esto. Por alguna razón, todo el día había estado nerviosa. Anoche no había dormido, y su corazón latía fuerte, Buen síntoma, pues últimamente parecía mas muerta que viva. Lo vio, y apenas lo vio logró comprender la razón de ese extraño temblequeo que desde que despertó la atosigaba. Pero sintió miedo, no quería volver a sentir la insoportable sensación que lo vinculaba a él. Solo quería seguir siendo libre, pero esa libertad la destruía, la sumergía en oscuridades de las que después no podía volver. Entonces, un intenso resplandor se apoderó de todo el lugar cuando él fijó sus ojos en esa mirada triste y melancólica. ¿Qué era todo eso? ¿Solo recuerdos? ¿Por qué temblaba aun más? ¿Qué tenía esa presencia luminosa qué hacía incontrolable ese temblequeo en sus piernas? Solo le sonrió y la…

LOS VI: ESTÁN CAMBIANDO EL MUNDO

Imagen
Yo los vi, te lo juro. Con mis propios ojos los vi. Están por todas partes. Podría jurar que hay cientos de ellos. en los barrios, en las iglesias, también en los colegios y en las universidades. Una vez los vi en un boliche, de noche, y creo que también en una cancha de fútbol. Parecen millones y de lejos se los distingue porque transforman todo a su alrededor. El gris de la ciudad adquiere tonalidades llenas de vida. El frío se disipa, y un calor de humanidad empieza a poblar las calles. Si les pedís lo que sea ellos pueden hacerlo, son como criaturas mágicas. Pero son humanos, tan humanos que su corazón sufre, a veces les duele estar todo el tiempo sumergidos entre las sombras para llevar un poco de luz. Pero lo hacen porque aman, porque están confiados en que cambiar el mundo es algo complicado, pero que se logra
cambiando pequeños mundos.

TRANSFORMAR

Imagen
Cuando pensó que por fin todo había terminado, volvió a suceder. Su pasado lo perseguía como una oscura sombra que a veces iluminada parecía no existir. Pero al fin, cuando encontraba paz, ese espectro se hacía presente para recordarle lo que había sido, para mostrarle las marcas de un pasado, que quizás, no había quedado atrás. Una carga enorme volvía a posarse sobre sus hombros, una carga demasiado pesada que no lo dejaba caminar tranquilo. Pero él seguía, se secaba como podía el sudor de su rostro y tomaba fuerzas de donde no tenía para no detener su caminar. Lloraba, si. Pero el viento se encargaba de llevarse su dolor convertido en llanto. Pisaba fuerte, y sin saber dejaba huellas en el camino. Sin saberlo, crecían flores a su alrededor.
sin notarlo, transformaba la realidad.

BAILA

Imagen
El baile le producía una extraña fascinación que la alejaba de las vilezas de este mundo cruel. La sumergía en un universo distante, la llevaba lejos de las preocupaciones y le dejaba un sabor de dulces en su alma. Su cuerpo experimentaba un trance chamánico que encauzaba sus energías hacia lugares a los que no podía llegar de otra manera. El cansancio nunca llegaba y podía pasar muchas horas inmersa en esa realidad ajena pero que le daba seguridad. Luego volvía al mundo real aliviada, fresca y radiante esperando una nueva oportunidad en que la música se le meta por los poros, atraviese todo su ser y haga vibrar de nuevo cada célula de su organismo creado para moverse al compás
del vertiginoso ritmo de la vida misma.